Translate

viernes, 16 de octubre de 2009

CRÓNICA DE UN APAGÓN ANUNCIADO


Las situaciones novelescas, análogas a las narradas por nuestro Nóbel Gabriel García Márquez, en nuestra región Caribe, se repiten continuamente en diferentes campos.

Desde tiempos atrás los habitantes del corregimiento el Tablón de San Marcos Sucre vienen sufriendo un mal latente, “la luz se les va” situación motivada porque el transformador del que disponen no alcanza a alimentar con eficiencia la demanda de sus moradores. Es así, como en las horas pico, la luz es opaca; cuando llueve se interrumpe el fluido eléctrico y demora varios días para restablecerse; las redes de alta tensión y las crucetas que las sostienen se encuentran en mal estado convirtiéndose en un peligro para los transeúntes.

Por otro lado, la empresa responsable del servicio, ElectriCaribe, aduce que no puede solucionar el problema porque el 60% de los usuarios hacen parte de la cultura del no pago, proponiendo como solución al problema, la refinanciación de la deuda, previo abono de cuotas determinadas por la compañía para cada hogar, sin tener en cuenta la miseria en que vive la gran mayoría de los pobladores por no disponer de una entrada de dinero fija.

Los pobladores ante el desespero por los perjuicio que este hecho ocasiona a los pequeños tenderos y especialmente a la comunidad educativa que sufre los rigores del calor en las aulas y el atraso en sus clases de informática, optan por recolectar dinero de casa en casa para pagarle a un electricista que se las conecte.

Y como la “crónica de un apagón anunciado” hoy en día el corregimiento del Tablón Sucre está sin fluido eléctrico desde el día 30 de septiembre del 2009.

¿Será que esta situación no vulnera algún derecho ciudadano?

¿Será ético y humano el proceder de ElectriCaribe?

Autores: Docentes del Centro Educativo el Tablón - Sucre