Translate

domingo, 14 de febrero de 2010

¿QUE PASÓ CON LOS GRUPOS FOLCLÓRICOS EN LA BATALLA DE FLORES EN COROZAL- SUCRE?

http://www.google.com/
Introducido por los españoles, el carnaval en Colombia ha incorporado elementos de las culturas europeas y ha logrado sincretizar y reinterpretar tradiciones que pertenecían a las culturas africanas e indígenas de Colombia. Existe evidencia que demuestra que el carnaval ya existía en el país en el siglo XVIII y que causaba preocupación a las autoridades quienes prohibieron las celebraciones en los principales centros de poder colonial como Cartagena, Bogotá y Popayán. El carnaval por lo tanto, tuvo que continuar su evolución y reinterpretación en las aldeas y pueblos de poca importancia en aquella época y donde las celebraciones no ofendían a las élites dirigentes. El resultado fue la continua celebración de festivales de carnaval en Barranquilla (Carnaval de Barranquilla), y otras poblaciones a lo largo del Río Magdalena, así como también en Pasto (Carnaval de Negros y Blancos) al sur del país. En tiempos modernos, durante el siglo XX, hubo varios intentos de introducir el carnaval en la capital del país pero este nunca logró la aprobación total de las autoridades. El Carnaval de Bogotá tuvo que esperar hasta el siglo XXI para ser resucitado por las mismas autoridades de la ciudad.http://www.wikipedia.org/

¡Oh sorpresa! que en la fiesta más esperada por los corozaleros y vecinos hayan desaparecido o suplantado tradiciones que nos daban un toque de distinción y elegancia, durante el recorrido de la batalla de flores. Hablamos con extrañeza de la ausencia de las bandas de música de viento, o en su defecto de los grupos de pito atravesao o de gaitas. Estos grupos folclóricos le agregaban un matiz de alegría y jolgorio, era el momento de promocionar la música ancestral ante tantos visitantes, era el sentir la sangre acelerada en nuestras venas al escuchar el resonar de los tambores, era el sentir la música ejecutada por nuestros abuelos que hacía vibrar nuestro cuerpo y expresarlo con un grito que suele salir de lo más profundo del alma un famoso ¡guepaje!

Y qué decir de nuestras bellas y nobles candidatas subidas en sus colosales carrozas, que engalanan las calles y le quitan el suspiro a más de un participante o le roban un comentario satírico inspirado en sus humorísticos disfraces. A todas éstas, la pregunta es: ¿Dónde quedaron los bailadores que acompañaban a las candidatas, haciendo alago de su destreza para bailar y llenando el desfile de colorido y alegría? Es muy posible que la respuesta a la anterior pregunta sea que dentro del programa del carnaval se encuentran “Las Noches Crozarelas”, el cual es un espectáculo, donde podemos admirar grupos de fandangueros que danzan al compás de música ejecutada por grupos folclóricos, aunque no debería este hecho privarnos de contar con interpretaciones musicales en vivo para el día del evento más significativo del carnaval como es “La Batalla De Flores”.

¿Es muy costoso contratar los grupos folclóricos para que acompañen a las candidatas durante la batalla de flores?


¿Es más barato y cómodo contratar una amplificación para que acompañen a las candidatas durante la batalla de flores?


¿Todo se reduce a la capacidad de hacer mucho ruido?


Sus comentarios nos ayudaran a comprender mejor la situación.

Autor: Esp. Wister Martínez


Coautores: Esp. Eduardo García. I.E. Normal Superior de Corozal.


Esp. Gloria hoyos. I.E. Cristóbal Colón de Morroa Sucre.